CAT ESP

UGT Exige una Subida del Salario Mínimo a los 1.100 Euros

Este aumento podría beneficiar entre un 2,6 y un 2,8 millones de personas asalariadas, lo que supone un 16% del total.

Ante la situación actual de elevada inflación, UGT lleva solicitando desde hace meses al Gobierno una subida del salario mínimo a 1.100 euros en 14 pagas, con el fin de que nadie se quede atrás. Además, este incremento serviría también para reactivar la economía mediante un aumento del consumo.

Los países de nuestro entorno así lo están haciendo y ya han aplicado subidas del salario mínimo incluso superiores al 10%. Ejemplo de ello son los incrementos salariales para 2023 en los Países Bajos (10 %), Bélgica (13 %), Polonia (14,6 %) y Alemania (15 %). 

Del 16% de trabajadores/as con un salario mínimo, el 12% son hombres y el 20% mujeres.Por lo que las mujeres serán las más beneficiadas de esta subida.

Por ello, debido a esta mayor repercusión sobre las mujeres, una subida del SMI del 10%, como la propuesta por UGT, ayudaría a seguir reduciendo la brecha salarial, que sigue siendo elevada. Las mujeres siguen teniendo en general salarios más bajos y ocupan mayoritariamente algunos sectores muy afectados por el SMI, como Empleadas de Hogar u Hostelería, por lo que el aumento del salario mínimo las beneficia en mayor medida.

De hecho, la subida impulsada por UGT en años anteriores ha ido reduciendo el número de días que las mujeres trabajan gratis en nuestro país, ya que, en 2016, cuando el salario mínimo era de 655,20 euros, trabajaban gratis un total de 52 días, según Eurostat. En 2020, con el salario mínimo en 950 euros, trabajan gratis 34 días al año. 

“El aumento del salario mínimo ha ido reduciendo el número de días que las mujeres trabajan gratis en nuestro país.”

Un incremento que serviría además para reactivar la economía mediante un aumento del consumo tras la desaceleración señalada al inicio. 

Para que esta subida salarial sea efectiva debe acompañarse con otras medidas. Por un lado, se deben producir incrementos salariales de convenio adecuados también para el resto de trabajadores y trabajadoras que no perciben el SMI, que hasta noviembre se sitúan en el 2,69%. Por otro lado, deben moderarse los márgenes de beneficios que están ampliando las empresas a costa de estas reducidas subidas salariales, como UGT expuso en el documento “Los beneficios empresariales crecen a costa de los salarios”. 

Proteger el poder de compra para mantener el consumo

Por último, el Banco Central Europeo debe frenar las subidas de tipos porque suponen una estrategia inadecuada para moderar la inflación, ya que está encareciendo el crédito, enfriando la economía y dificultando a las familias el pago de las hipotecas tras sus revisiones con el Euribor a un año, que ya alcanza el 3% cuando hace menos de un año era negativo. Aunque las últimas previsiones (como las del Banco de España) apuntan a que nuestro país sorteará la recesión en 2023, el endurecimiento de la política monetaria dificulta el mantenimiento del crecimiento económico y la creación de empleo, y dañará a los hogares más vulnerables. Hay alternativas más eficientes y justas para reducir la inflación, como se ha explicado antes.  

En definitiva, para hacer frente a la desaceleración económica es necesario mantener políticas fiscales y monetarias expansivas, aumentando los salarios y protegiendo el poder de compra de las personas trabajadoras, en particular de aquellas que ganan menos. Sólo así se reconducirá el ritmo de la economía hacia el crecimiento.

Comparte!!!
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Print

Tiempo restante para las Elecciones Sindicales en CaixaBank

30 Noviembre 2022

Días
Horas
Minutos
Segundos
¡La cuenta atrás ha finalizado!

Nuestros valores

Desde UGT hemos elaborado este decálogo para reivindicar la profesionalidad, la ética, la preparación y la experiencia de toda la plantilla de CaixaBank.