CAT ESP

UGT exige una paga extra para la plantilla de CaixaBank

Solicitamos un pago extraordinario que reconozca y compense el esfuerzo y el trabajo que hemos realizado durante el 2021 y que ha posibilitado conseguir unos resultados también extraordinarios.

5.226 millones de Razones

Los Beneficios del 2021 de CaixaBank arrojan un beneficio de 5.226 millones de euros, UGT exige una paga extra para la plantilla de CaixaBak.

Es decir, 5.226 millones de razones para velar por el bienestar de los profesionales que componemos la entidad, reducir los niveles de presión a los que nos vemos sometidos y reconocer nuestro esfuerzo y compromiso con un pago extraordinario. Los trabajadores y trabajadoras  hemos respondido incluso con las dificultades extraordinarias de este ejercicio: pandemia y macro-integración. 

Así queda acreditado por los Beneficios alcanzados, fruto del intenso trabajo comercial desarrollado por quienes formamos parte de CaixaBank. La Dirección debería reconocer este sobreesfuerzo no solo con buenas palabras, sino con hechos, por eso la UGT exige una paga extra para la plantilla de CaixaBank. 

Necesitamos que finalice esta Presión

Volúmenes de negocio en niveles máximos que tienen que ser gestionados por una plantilla infradimensionada. La misma plantilla tiene que hacer frente a la gestión de colas interminables y a las quejas crecientes de clientes. Estas circunstancias están derivando en un alarmante incremento del número de amenazas verbales y físicas a la plantilla. Esta situación parece que no cuente ni parezca importar a los responsables de negocio.

La presión comercial ha sobrepasado el límite de lo permisible provocando problemas de salud. El uso de ansiolíticos es preocupante, a la par que disminuye a pasos agigantados el sentimiento de pertenencia a la Entidad.

Se pretende que la integración esté concluida en mayo y que se evite la pérdida de clientes afectados por los cierres e integraciones de oficinas. También se pretende que nuestros clientes se sientan atendidos en el escenario de Omnicanalidad que abandera Caixabank. Todo esto es inviable si no se vela por la salud de la plantilla.

Rebajen los niveles de presión, de seguimientos, de reuniones y de reportes y déjennos hacer nuestro trabajo

Nuestra profesionalidad está suficientemente acreditada, sin ella, estos beneficios no hubieran sido posibles. Confíen, apoyen y cuiden de su mejor activo: los empleados y empleadas de la Entidad.

Urge cuidar la plantilla de Caixabank. Recuerden que esta misma plantilla durante las negociaciones del último ERE, defendió sus derechos con un seguimiento masivo en las huelgas convocadas.

Si la Dirección continúa mirando para otro lado y presionando hasta lo insoportable a la plantilla, nos veremos obligados a convocar nuevos paros.

Comparte!!!
Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Telegram
Print